Consulte qué incluye un servicio de una moto

En este artículo podrás encontrar información sobre qué incluye un servicio de moto y los pasos respectivos para que la misma tenga un funcionamiento óptimo y prolongado. En este sentido, es importante realizarle un mantenimiento constante a tu motocicleta, ya que es un excelente medio para trasladarte debido a que consume poco combustible, ocupa menos espacio en los estacionamientos y en los canales de circulación evitando el tráfico vehicular y haciendo su uso popularizado en muchas ciudades de México.

Qué incluye un servicio de moto

Un servicio de moto ¿Qué incluye?

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Si estás pensando en comprarte un vehículo de menor consumo y gasto que un automóvil, seguramente tus ideas apunten a una motocicleta. Por ello, este segmento pretende responder a la interrogante probablemente planteada de qué incluye un servicio de moto.

Primeramente, debes saber que el proceso consiste en una revisión mecánica en relación al funcionamiento de los sistemas y niveles de líquido de la moto. Así pues, es imprescindible conocer qué incluye un servicio de moto para que puedas hacerle un mantenimiento preventivo de calidad en relación al tiempo de uso o límite de kilometraje.

Ahora bien, aunque el propietario de la moto puede realizar los cambios de aceite para motor y el refrigerante sin mayores complicaciones, se recomienda llevar a cabo el primer servicio los primeros quinientos kilómetros. Esto, debido a que dicho recorrido representa un lapso de asentamiento en que el motor suelta rebabas y, dado a que las mismas pueden tapar los conductos ,se sugiere limpiarlo.

Siguiendo esta perspectiva y respondiendo a la interrogante de qué incluye un servicio de moto, a continuación detallamos el mantenimiento a realizar:

Aceite

En este caso, debemos mencionar que la lubricación del motor es indispensable para su funcionamiento óptimo. De tal modo, las motos cuentan con dos métodos para chequear el nivel de aceite que incluyen la varilla de medición tradicional y un ojo de buey.

Qué incluye un servicio de moto

La primera opción funciona igual que la de un carro, está unida al tapón del depósito de aceite del motor y para medir su nivel debes sacarla, limpiarla y volver a introducirla. En este caso, si el nivel está debajo de la primera ranura es preciso cambiarlo ,pero si se encuentra al ras del último punto sabremos que está bien.

Por otra parte, la segunda opción es una ventana redonda de vidrio que indica un nivel bajo de líquido cuando se ve vacía. Igualmente, debes verificar que el aceite no esté quemado porque esto indica que ha perdido sus propiedades aditivas.

También, tienes que realizar este chequeo de forma regular con el fin de detectar si la moto tiene algún consumo de aceite que pueda indicar otro tipo de falla en el motor.

Recuerda que el aceite lubrica las partes internas del motor, esto evita el contacto del metal con otras piezas y permite que el sistema mantenga su temperatura. Además, contiene agentes limpiadores y dispersantes de partículas que podrían impedir su correcto funcionamiento.

Por tanto, este paso representa la revisión más importante ya que el aceite evita que se genere fricción y se desgasten las piezas del motor. De tal modo, su cambio regular alarga la vida útil del ciclomotor impidiendo que colapse por acumulación de sucio.

Qué incluye un servicio de moto

Bujía

Las bujías se encargan de encender y mezclar el aire con la gasolina dentro del motor. Para ello, disponen de un arco eléctrico entre sus electrodos que genera un fenómeno conocido como chispa.

Así pues, la chispa con la que trabaja el motor puede generar un desgaste o erosión en los electrodos. En consecuencia, notarás una pérdida de potencia, consumirás mayor cantidad de combustible y la moto dejará de arrancar cuando estén en muy mal estado.

Por ello, se recomienda realizar un cambio de las bujías al notar cualquiera de estos imprevistos y teniendo en cuenta que su durabilidad varía entre seis mil y doce mil kilómetros. Así mismo, es bueno mantener los electrodos limpios y calibrados si se quiere tener la chispa adecuada del motor.

Filtros

Los mismos se encargan de filtrar las impurezas, atrapando cualquier partícula que pueda alterar el funcionamiento del motor. Para ello, se aconseja limpiarlos cada diez mil kilómetros evitando que el motor se fuerce, gaste más gasolina y por ende desgaste su mecanismo de función.

En este caso, notarás que la moto tiene una mayor demanda de gasolina y aún recargándola le costará trabajo avanzar. También, escucharás un ruido al momento del arranque y en algunos casos se apagará o será difícil de encender.

Cadena

Sabiendo que la mayoría de las motos funcionan con cadena, hay que tener un cuidado básico de esta herramienta que por su uso continuo siempre se encuentra propensa al desgaste. Así pues, se debe mantener lubricada y ajustada para asegurar su funcionamiento y alargar su vida útil.

Para ello, se debe realizar un servicio anual verificando que esté tensa y bien engrasada. En este caso, el mecánico deberá halar hacia arriba o hacia abajo la cadena para ver si se desplaza una pulgada y confirmar que la tensión es correcta.

Sin embargo, se puede presentar el caso donde la cadena se desplaza más o menos de una pulgada indicando que necesita un ajuste. En consecuencia, tendrá que ajustarse al apretar los tornillos tensores colocados al final del basculante.

Tornillería

Al llevar a cabo el servicio de tu moto, es importante mencionarle al mecánico la revisión de los tornillos del motor ya que pueden necesitar ser apretados. Esto, debido a que al rodar en la vía se produce un efecto de vibración que sumado a las imperfecciones en el camino puede provocar que algunas piezas se aflojen.

Frenos

Los frenos de la moto requieren un servicio que debes realizar con regularidad, ya que al no cambiar las pastillas se rayan los discos y reduce la efectividad del sistema de frenado. Así pues, el mecánico tiene que evaluar  y regular la tensión del cable.

Qué incluye un servicio de moto

Igualmente, es importante revisar el nivel de desgaste de las pastillas para sustituirlas y no dañar los discos. Así mismo, se debe chequear el nivel de los líquidos que lubrican el sistema y comprobar que el mismo no tenga fugas.

En este punto, es bueno hacer de tu conocimiento que las pastillas deben cambiarse cuando le quedan menos de dos milímetros de grosor. También, debes saber que los depósitos para líquidos son más pequeños que los de un carro por lo que se agotan más rápido en caso de escapes.

Ambos servicios se complementan, por lo que es fundamental para el funcionamiento del sistema de frenos verificar que el embrague accione correctamente sin importar si el motor es hidráulico o mecánico.

Limpieza del motor

Teniendo en consideración todos estos tips de servicio en relación al mantenimiento del motor de una moto, es imprescindible tenerlo limpio. Para ello, se recomienda no usar agua a presión para evitar dañar los circuitos sino utilizar poca agua con un jabón suave y restregar con un cepillo de dientes para limpiar a profundidad.

De esta forma, el lavado del motor es un proceso sencillo que permite mantener en buen estado las piezas que regularmente se encuentran expuestas al medio ambiente. Una vez finalizado, se aconseja manejar la moto para que se seque y no se acumulen depósitos de agua en las piezas.

Qué incluye un servicio de moto

Al estacionarla, es bueno engrasar la cadena con un spray siempre que el motor esté caliente y tomando en cuenta la repetición de este proceso de forma más consecuente en caso de que circulen por caminos de tierra.

Anticongelante

Las motos tienen un depósito al que se le coloca anticongelante con el fin de enfriar el motor, sus niveles se revisan en los indicadores del tablero incluidos en el mismo. Para ello, debes cambiarlo cada dos años y chequear que como mínimo se encuentre hasta la mitad del recipiente.

Para realizar este proceso, es importante que el motor se encuentre frío y en caso de ver que los niveles son bajos puedes abastecerlo tú mismo. Igualmente, debes tomar en cuenta que los anticongelantes vienen por colores y no deben mezclarse ya que pierden sus propiedades.

Neumáticos

El servicio básico de una moto incluye la revisión de los cauchos, en relación a la movilidad y freno del vehículo como sistema de seguridad. Así pues, el mecánico procede al chequeo de las llantas para evaluar su nivel de presión de acuerdo a lo indicado por el fabricante.

Estos, no deben tener un nivel excesivo de aire ni por debajo del promedio ya que se explotan o desgastan las llantas respectivamente. Por lo que si los cauchos se encuentran lisos, te recomendamos cambiarlos ya que pueden no adherirse correctamente al asfalto y derrapar.

En caso de requerir un cambio, es importante hacerlo lo más pronto posible para evitar forzar el motor y evitar un mayor consumo de gasolina. Por otra parte, si necesitas emparchar momentáneamente una pinchadura o espiche para poder llevar la moto a reparación te recomendamos aflojar la válvula, empujarla hacia adentro de la llanta y arrastrarla hasta la vulcanizadora para evitar que pierda presión.

Luces

En el caso de la iluminación, debes garantizar que el sistema de faros funcione correctamente. Para ello, tienes que revisar las luces delanteras, direccionales y traseras.

Así mismo, es bueno tener un bombillo de repuesto en caso de que alguno se funda, haz el cambio y chequea las luces bajas y altas para evitar accidentes nocturnos. Igualmente, cobra importancia la verificación de las luces para indicarle a otros vehículos a tu alrededor los movimientos que harás en la vía.

Batería

Tomando en cuenta que la vida promedio de una batería para moto es de dos años o menos, muchos mecánicos recomiendan que al momento en que empieza a fallar lo mejor es cambiarla por una nueva. No obstante, existen opiniones divididas donde otro porcentaje asegura que una recarga puede prolongar su vida útil.

Ambas posiciones son válidas pero siempre es importante realizar una revisión básica de la batería para comprobar que no haya caducado su uso. Así pues, el mantenimiento de la misma consiste en verificar que tenga suficiente agua para sostener la reacción química que produce la electricidad y le da energía a la moto.

Qué incluye un servicio de moto

Nivel de suspensión

El mecánico debe verificar que la suspensión se encuentre lubricada y nivelada para que responda de manera adecuada en huecos, topes y desniveles.

Casco

Si bien es cierto que este recurso representa un accesorio para el conductor de la moto, un casco es vital para poder circular de forma segura por las vías mexicanas. Por ello, debes verificar su estado y el material de fabricación para comprobar que funcione ante un impacto de alta velocidad.

Costos de mantenimiento

Así como te preguntaste qué incluye un servicio de moto y te especificamos cada mantenimiento a realizar, también te indicamos el monto promedio de gastos que debes asumir para tener tu vehículo al día.

En consecuencia y ante la interrogante de cuánto cuesta un servicio de moto, te mencionamos que según los datos arrojados por una encuesta realizada por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, en el lapso establecido entre los años 2009 y 2019 los servicios de mantenimiento estaban entre 400 y 700 pesos mexicanos.

Igualmente, señala que aunque cada marca establece sus propios costos, una compañía que evalúa modelos de alta cilindrada cobra alrededor de 900 pesos por dichas verificaciones. De tal modo, los servicios de inspección incluyen: el estado de la batería, pastillas de freno, suspensión y llantas.

Qué incluye un servicio de moto

Dichos costos de mantenimiento deben asumirse dependiendo del modelo de la moto, ya sea de baja o alta cilindrada. Así pues, independientemente del tipo todas tienen que pasar por un servicio cada mil kilómetros o tres meses en relación al ciclo que se cumpla primero.

Mercado de motos

En el mismo estudio se determinó que el mercado interno de motos ha crecido de forma continua, representando un diez por ciento del total del parque vehicular en la Ciudad de México. Esto, se debe a que una motocicleta es un medio de transporte mucho más económico que un carro tanto en mantenimientos como a la hora de su adquisición.

Ahora bien, aunque el servicio de una moto a grandes rasgos es similar al de un auto, el mecanismo de conservación de la primera  se puede llevar a cabo en casa con los conocimientos pertinentes mientras en el segundo caso no. Igualmente, la evaluación técnica por parte de un taller sigue siendo mucho más económica para un ciclomotor que para un carro.

Esperamos que esta información te sea útil, si te interesan artículos similares a continuación te recomendamos algunos que pueden ser de tu interés:

Consulte los tipos de cascos para una moto.

Consultar reglamento de tránsito de motos en CDMX.

Consultas sobre tipos de baterías para motos.

(Visited 1.969 times, 1 visits today)

Deja un comentario