¿Cómo configurar una red inalámbrica de router TP-Link?

El proveedor global de productos informáticos, líder mundial en distribución de artículos para redes inalámbricas que ofrece variedad en comunicación, ADSL, módems, switches, cámaras IP, adaptadores powerline, servidores de impresión, convertidores de medios y adaptadores de red es conocido como TP-Link por lo que si tienes un router de esta marca y te preguntas cómo es el proceso para configurar el servidor, acá te decimos de manera detallada cuáles son los pasos a seguir para hacerlo.

Cómo configurar un router TP-Link

¿Cómo configurar un router TP-Link?

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Si tienes un router de la marca TP-Link y necesitas configurar la red inalámbrica desde cero, es importante que leas con detenimiento la información que se detalla en este artículo. Así pues, te explicamos cómo cambiar la conectividad de internet para optimizar su rendimiento y personalizarla de la siguiente manera:

  1. Abre el navegador de preferencia.
  2. Escribe en la barra de búsqueda la dirección IP del router: 192.168.1.1.
  3. Presiona “Enter”.
  4. Desde el panel de acceso, ingresa el nombre de usuario y contraseña en la página de inicio de sesión que por defecto corresponde a “admin”.
  5. En el menú de configuración, selecciona la opción de “Herramientas”.
  6. Ubica la pestaña bajo el escrito de “Contraseña” en el lado izquierdo de la pantalla.
  7. Ingresa el nombre de usuario y contraseña antiguo.
  8. Seguidamente, escribe en los campos indicados el nombre de usuario y contraseña nuevos.
  9. Confirma la contraseña ingresada.
  10. Presiona el botón “Guardar” para finalizar el proceso.
  11. En caso de errores, haz clic “Limpiar Todo” y completa los pasos otra vez.

Ahora bien, si se presenta la situación en la que olvidas la contraseña registrada solo tienes que reiniciar el router para volver a la configuración predeterminada de fábrica. Igualmente, dependiendo del modelo pueden variar algunos pasos pero en líneas generales todos siguen el mismo esquema, por lo que tienes la posibilidad de consultar directamente en la plataforma digital cuál es el proceso indicado por el proveedor de servicios.

Principales características del router

Ya sabes que este dispositivo es inalámbrico pero es importante hacer de tu conocimiento que cuenta con una doble banda seleccionable con WiFi N900. En consecuencia, tiene una línea de 2.4GHz donde puedes conseguir una velocidad de hasta 450Mbps, gracias a sus tres antenas externas en configuración MIMO 3T3R, a los 40MHz de ancho de canal y al estándar de red 4.

Por otra parte, encuentras la banda 5GHz con la que puedes conseguir una velocidad de hasta 450Mbps, gracias a sus tres antenas externas en configuración MIMO 3T3R, a los 40MHz de ancho de canal y al estándar WiFi 4. No obstante, la frecuencia inalámbrica no se emite de manera simultánea por lo que tendrás que utilizar una de las dos.

Cómo configurar un router TP-Link

Otra característica relevante, viene representada por la incorporación de un puerto Gigabit Ethernet para la WAN de Internet mientras se mantiene un total de cuatro entradas para LAN con el fin de conectar el cableado. Además, tiene un procesador integrado de alta potencia que le permite conseguir las velocidades ya mencionadas, superando en algunos casos los 200Mbps simétricos sin mayor inconveniente.

También, incorpora un puerto USB 2.0 permitiéndoles a sus usuarios compartir archivos y carpetas en la red local con Samba o FTP además de hacer una transferencia de estos de estos documentos a través de Internet con el servidor integrado. Al igual que en versiones menos actuales, los dispositivos recientes trabajan con el programa Firmware y por tanto manejan opciones similares de configuración, siendo los parámetros de acceso por defecto los siguientes:

  • Dirección IP: 192.168.0.1
  • Nombre de usuario: admin
  • Contraseña: admin

Información adicional

Así pues, desde el panel de configuración se pueden administrar todas las opciones de cambio disponibles entre las que se encuentran:

  • Conexión a Internet.
  • Parámetros de la LAN.
  • Uso del DHCP.
  • Abrir puertos de forma fácil y rápida.
  • Configurar en detalle las dos bandas de frecuencias WiFi.
  • Establecer cuál banda emite frecuencia.
  • Modificar el QoS y otras funcionalidades.

Cómo configurar un router TP-Link

Al realizar el proceso, se recomienda seguir las indicaciones suministradas en este portal web ya que las suministradas en el manual del CD que viene con el router no dispone de las opciones avanzadas. Esto, representa una limitante al momento de gestionar una configuración amplia de tu dispositivo.

Configuración de la LAN

Las redes de área local también conocidas por sus siglas en inglés como LAN, son un conjunto de dispositivos electrónicos conectados entre sí para compartir una línea de comunicación común o un enlace inalámbrico con un servidor. De tal modo, es imprescindible configurar nuestra “Local Área Network” para tener una red aún más privada y dificultar el acceso de terceros a la conexión de un router TP-Link.

Así pues, lo primero que debes hacer es configurar la LAN al escribir una dirección IP en una subred distinta de la que se encuentra el módem/router. Para ello, tienes que modificar el código prestablecido por uno nuevo teniendo como ejemplo 192.168.1.1 sustituido por 192.168.2.1.

Al cambiar el campo correspondiente a la LAN, debes confirmar la IP y presionar el botón “Save” para guardar las configuraciones. Seguidamente, el sistema te pedirá reiniciar el router, procede e ingresa con la nueva ruta creada.

Dynamic IP

Por otra parte, si quieres configurar el internet debes ingresar en la pestaña de “Dynamic IP” para administrar la red pública de carácter dinámico, hecho que te garantiza navegar sin problemas de acceso por parte de terceros. Para ello, debes cumplir con los pasos anteriores e ingresar los datos proporcionados por el ISP tras hacer clic en “Save” y reiniciar el equipo.

Al momento de volver a ingresar a la red, debes seleccionar “PPPoE” si tienes ADSL y has configurado el módem-router en modo bridge. Luego, escoge la opción “Connection Automatically” para que no se desconecte la red y se mantenga activo el internet cada vez que ingreses en tu domicilio.

Ahora bien, si quieres acceder al módem desde un router de TP-Link sin cambiar cables ni conectarte a la PC tienes que configurar el internet, cuando preguntes cómo hacerlo recuerda que debes modificar la opción de “Static IP”. Esto, se logra al presionar la opción “Secondary Connection” con los siguientes datos:

  • Protocolo de internet: IP del módem +1, es decir, si el dispositivo tiene una dirección bajo el código 192.168.1.1 tenemos que adicionar otro digito al último número sustituyendo el uno por el dos.

En este caso, la IP quedará configurada como 192.168.1.2 y debemos habilitar la subred en opciones avanzadas también indicadas como “Advanced”. Para ello, se debe sustituir el escrito MTU 1492 por la máscara que queremos agregar al acceso, ejemplo: 255.255.255.0.

Configuración de DHCP

El protocolo de configuración dinámica de host también conocido por sus siglas en inglés como DHCP, es un servidor que proporciona automáticamente un protocolo de Internet con su dirección IP e información para asignar redes privadas fijas a los equipos, como la máscara de subred y la puerta de enlace predeterminada. De tal modo, actúa en el mismo rango que la LAN y al ser modificada una se cambia la otra.

Cómo configurar un router TP-Link

En este sentido, el DHCP nos ayuda a asignar una dirección IP estática al equipo para que no cambie cuando los dispositivos asociados se vuelvan a conectar. Para ello, es importante acceder a la pestaña de “Add New” agregando la nueva configuración y guardándola con el botón de “Save”.

Como la función de DHCP está desactivada por defecto, tenemos que asignar manualmente una dirección IP como 192.168.1.x dentro de la computadora para que coincida con el protocolo del repetidor. En este caso, será necesario conectar el cable Ethernet e iniciar sesión desde la página de administración.

Acá, debes acceder a la pestaña de redes bajo el escrito de “Networks” y asegurarte que la dirección escrita en el campo de “IP Adress” es la misma asignada al dispositivo. En caso contrario, debes sustituir el código y presionar el botón “Save” asegurándote de que lo haya tomado.

A partir de este punto, es importante cuestionarte cómo configurar un router TP-Link como repetidor, pues es muy sencillo solo debes hacer clic en la sección de “Redes inalámbricas” y acceder a los ajustes mediante “Wireless Settings” seleccionando como modo de operación la opción de “Universal Repeater” seguido de presionar el botón de búsqueda o “Search”.

Ahora bien, si el router de raíz cuenta con un soporte para WDS, simplemente se puede habilitar la opción de repetidor y guardar los cambios realizados.

Cómo configurar un router TP-Link

Configuración de Wireless

Para configurar adecuadamente el Wireless debemos tener en cuenta varios aspectos como no fijarlo en automático ya que es un canal libre de interferencias, usando la opción de “inSSIDer” para este proceso. También, se debe colocar una red “b/g/n” para que sea compatible con todos los dispositivos del hogar, incluyendo televisores, laptops, teléfonos y consolas portátiles.

Además, se debe agregar un ancho de canal de 40MHz o en su defecto en un rango no menor a 20MHz para obtener el máximo rendimiento inalámbrico. Si quieres ampliar la señal, solo debes intercambiar las direcciones MAC inalámbricas (BSSID) de los equipos dentro de la red de los 5GHz para que se interconecten sin problemas.

Bajo esta perspectiva, tienes que fijar la misma seguridad y  clave en ambos dispositivos aunado a una LAN del mismo rango sin repetidor de la siguiente manera: 192.168.1.1 y 192.168.1.2 para el primer y segundo router respectivamente.

Para ello, debes ingresar en la sección de “Wireless Security” y habilitar la conexión “WPA2-PSK” bajo un cifrado “AES”, dejando la opción de “Group Key Interval” en 3600. Si deseas configurar una nueva clave puedes hacerlo desde “PSK Password” y aumentar la seguridad ante los hackers de redes.

Para que los dispositivos conectados no compartan información entre ellos, no debes acceder a modificar el resto de las opciones, solo tienes que habilitar la pestaña de “AP Isolation”. También, tienes que tomar en consideración que el apartado de “WPS” proporciona una sincronización automática, rápida y segura a la red inalámbrica sin necesidad de poner largas claves, por lo que si quieres puedes habilitar esta opción y tu red se recordará cada vez que accedas desde un dispositivo conectado.

Cómo configurar un router TP-Link

Activar puertos

En el caso de la configuración USB, lo primero que debemos hacer es introducir un pendrive o disco duro externo por la entrada correspondiente. Recuerda que estos deben ser compatible con el sistema NTFS para manejar el sistema de archivos, por lo que puedes usar un dispositivo de más de 4GB ya que generalmente están formateados de esta manera.

Al introducir el nuevo dispositivo, aparecerá en pantalla con la opción “Start” la cual debes presionar para iniciar la configuración del servidor FTP. En este punto, es bueno hacer de tu conocimiento que el sistema se conecta al puerto 21 por defecto, encontrándose inhabilitado para este proceso por lo que debes habilitarlo para obtener las direcciones IP y acceder tanto en red local como en pública.

Acá, puedes agregar solo las carpetas que quieras compartir mediante el servidor FTP y configurar el Media Server o DLNA para reproducir las películas en el televisor o desde otros equipos mediante la misma conexión. Para ello, tienes que configurar un usuario y clave de acceso con distintos permisos que te permitan transferir credenciales de contenido.

Por otra parte, si quieres abrir puertos en el router debes crear un servidor desde el ordenador agregando una nueva regla con la opción “Add New”. Acá, hay que hacer clic sobre “Service Port” e ingresar la dirección IP correspondiente a la red privada seguido de guardar los cambios con el botón “Save”.

No obstante, si ya has configurado la opción de “Static DHCP” no es necesario realizar este proceso ya que los puertos quedan abiertos para compartir información correctamente. Así pues, solo debes conectar las consolas de PS3, XBOX, Wii al servidor mediante la red IP privada.

Consideraciones adicionales

Si requieres de una apertura automática de puertos, solo tienes que activar el UPnP y dinámicamente podrás hacer videoconferencias, transferencias de archivos vía MSN y P2P con soporte. Igualmente, puedes configurar los valores por defecto con la opción de “Firewall” teniendo acceso a los siguientes recursos:

  • Control parental: limita ciertos dominios desde el ordenador.
  • QoS: esta herramienta permite el control de ancho de banda y es configurable desde la opción “Enable Bandwidth Control”, desde acá se puede administrar la velocidad de bajada y subida de la red tras guardar los cambios con “Save”.

Ahora bien, si quieres verificar la velocidad real de tu línea de internet, solo tienes que ingresar al portal de test y ver el resultado mostrado en pantalla. Por otra parte, puedes fijar un rango de IP y acceso de puertos dentro de “Add New” donde también se podrán verificar todas las modificaciones habilitadas.

  • IP & MAC Binding para Wake On LAN: si quieres configurar tu computadora para encenderla de forma remota, solo tienes que ingresar en la opción de “Add New” y escribir la dirección IP seguido de habilitar la pestaña de “Binding”.
  • Dynamic DNS: para configurar el sistema dinámico de nombres de dominio, el servidor de redes habilita tres opciones compatibles con el proveedor que son: DynDNS, No-IP y Comexe. Estas, puedes emplearse dentro de entornos domésticos.

Esperamos que esta información te sea útil, si te interesan artículos similares a continuación te recomendamos algunos que pueden ser de tu interés:

Consultas Varias Sobre el Módem de Axtel México.

Cobertura del internet de Blue Telecomm en México.

Consultas Sobre el Internet de Blue Telecomm en México.

(Visited 59 times, 1 visits today)

Deja un comentario