Consultas Sobre el Cambio de Titularidad de Iberdrola

Los contratos que se firman con las empresas dedicadas al suministro de servicios, son documentos muy importantes, ya que generan derechos y obligaciones para las personas firmantes. Sin embargo, en ciertas ocasiones se hace necesario modificar el nombre del sujeto que aparece en el mismo, por lo que en este artículo traemos toda la información inherente al cambio de titularidad en Iberdrola, casos específicos, documentación necesaria y mucho más, así que no dejes de leer.

Cambio titularidad Iberdrola

¿Cómo realizar el cambio de titularidad de Iberdrola?

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Aquellas personas que sean parte de la amplia cartera de clientes de Iberdrola, pueden efectuar el cambio de titularidad del contrato cada vez que sea necesario, siempre que sigan unos pasos muy sencillos.

En este orden de ideas, el cambio de titular en Iberdrola es un paso que lo debe solicitar el nuevo solicitante del suministro, es decir, la persona a cuyo nombre se va a establecer ahora el servicio.

Ahora bien, en esta compañía existen dos modalidades a través de las que se puede solicitar el cambio de nombre del titular del contrato, las cuales se describen a continuación:

  • La primera modalidad consiste en completar el formulario de cambio de titular de Iberdrola, el cual se debe enviar a la siguiente dirección de correo electrónico: documentaclientes@iberdrola.es.
  • También es posible establecer contacto con la compañía, a través de los números de teléfono de Iberdrola, los cuales están disponibles para brindar atención al cliente en todo momento. Vale destacar que esta llamada es gratuita y el usuario puede presentar todos los datos inherentes a sus gestión, marcad el siguiente número: 900 225 235.

Es importante mencionar que si el usuario tiene contratada la tarifa regulada de Curenergía, es necesario completar el formulario de cambio de titularidad.

Este formulario se puede encontrar en la página web oficial de la compañía, donde el usuario lo puede descargar para llenar los campos con la información solicitada.

Una vez que el cliente haya indicado todos los datos que se le soliciten, puede enviar su formulario de cambio de titularidad a la siguiente dirección de correo electrónico: documentaclientes@curenergia.es.

Cambio titularidad Iberdrola

Costo y tiempo del cambio de titularidad de Iberdrola

Al momento de realizar el cambio de titularidad para los contratos de Iberdrola, las personas interesadas deben tener en cuenta diversos factores, tales como el costo y el tiempo que tarda este trámite.

En este orden de ideas, efectuar el cambio de titular con Iberdrola es un trámite completamente gratuito, por lo que no se le van a establecer cargos adicionales en la factura del cliente.

De igual manera, este cambio suele hacerse efectivo en un plazo de veinticuatro a setenta y dos horas, por lo que no es necesario esperar tanto tiempo, siempre que no se presenten problemas con la documentación.

Es importante mencionar además, que este trámite se puede realizar tantas veces como el cliente considere necesario, siempre y cuando no existan deudas ni pagos pendientes.

Aunado a ello, el interesado en primer lugar debe solicitar el cambio de titularidad del contrato, ante la oficina de Iberdrola correspondiente y, posteriormente, esperar que la autorización sea emitida por parte de la empresa.

Una vez que se emita la autorización, es posible realizar  las facturas y demás a la persona que figure como nuevo titular, si todos los documentos y pasos se realizaron acorde a lo que la empresa estableció.

¿Se recomienda cambiar sólo la cuenta bancaria?

La persona que sea titular de los contratos de luz o gas de Iberdrola, debe ser aquella que haga uso de sus suministros, es decir que los pague y los disfrute.

Por ende, no es recomendable que una persona tenga a su nombre contratos de suministros que estén usando otros individuos, así como tampoco cambiar únicamente el número de cuenta.

Sin embargo, en algunos alquileres es común encontrar que el propietario de la vivienda es el titular del contrato, mientras que no lo es el que habita la misma propiamente.

Al respecto, cabe destacar la importancia de que el arrendatario conozca que está en todo el derecho de cambiar al titular del contrato, en todo momento y para cualquiera de los suministros.

Por último, al momento de solicitar un cambio de titularidad en Iberdrola, la persona que figuraba primero como titular del contrato, va a recibir un último recibo, con el objeto de cerrar períodos de facturación.

De cualquier forma, las personas que tengan interés en realizar este tipo de trámite, se pueden comunicar con el centro de atención a clientes de Iberdrola, en aras detener toda la información necesaria.

Asimismo, es importante conocer cuales son los documentos, requisitos y requerimientos necesarios para poder llevar a cabo esta solicitud, para que la misma sea aprobada de manera satisfactoria y sin contratiempo alguno.

Cambio titularidad Iberdrola

Documentación necesaria

Las personas que deseen solicitar un cambio de titularidad en contratos de Iberdrola, deben presentar algunos documentos muy sencillos al momento de gestionar su trámite.

En este sentido, es recomendable que, al momento de realizar esta solicitud, el usuario disponga de una factura anterior, en la cual puede encontrar todos los datos que se le soliciten.

Así, la información que Iberdrola suele solicitar para llevar a cabo el cambio de titularidad del contrato, es la que se especifica en las siguientes líneas:

  • Nombre y todos los datos de la persona que figura como titular del contrato.
  • Nombre y todos los datos de la persona que va a ser el nuevo titular del contrato.
  • Número de referencia del contrato.
  • Dirección completa del punto en el cual se realiza el suministro del servicio.
  • Código CUPS de Iberdrola.

En caso de que el usuario no disponga de toda esta información, deberá revisar todos los documentos que tiene en relación con esta compañía, puesto que se necesita para poder gestionar el cambio.

Por otra parte y dependiendo del motivo por el que se desea cambiar la titularidad del contrato, el personal de Iberdrola puede solicitar la siguiente información adicional:

  • Contrato de arrendamiento vigente.
  • Sentencia de divorcio en la que se designa el uso de la vivienda.
  • Contrato de Compra-Venta.
  • Declaración de herencia en la que se designa el uso de la vivienda o local en cuestión.

Una vez que se presentan todos estos datos, los usuarios podrán efectuar el cambio de titularidad sin inconveniente alguno, puesto que se chequeará la información y se completa el trámite.

Cambio titularidad Iberdrola

Cambio de titular por fallecimiento

En caso de que el titular del contrato fallezca, Iberdrola permite que se efectúe un cambio de la titularidad, puesto que es un motivo de fuerza mayor.

En tal orden de ideas, ante situaciones como esta lo más idóneo es que alguno de los familiares o el heredero, se haga cargo de los suministros y todo lo que tiene que ver con esto.

Ahora bien, si al momento de efectuar el cambio de la titularidad, el usuario no dispone de toda la documentación exigida, será necesario aportar la declaración de herencia.

Así, en este documento debe aparecer la persona a quien se le ha asignado el uso de la vivienda o del local, para que pueda figurar así como el titular del contrato de servicios.

Por otra parte, en caso de que el inmueble no vaya a estar ocupado por ninguna persona durante cierto periodo de tiempo, lo que se recomienda es dar de baja el contrato con Iberdrola.

Posteriormente, si l vivienda se va a ocupar nuevamente, la persona que la va a habitar puede solicitar el suministro de sus servicios y contratar los mismos compañía, a partir del momento en que lo decida.

Cambio de titularidad por compra o alquiler

En aquellas situaciones donde haya tenido lugar la compraventa del inmueble en cuestión, lo habitual es que la vivienda tenga dado de baja el suministro del  servicio.

De tal manera, si no existe suministro alguno de luz o de gas, lo primero que debe realizar el usuario es solicitar el alta, para poder firmar el contrato con la compañía.

Por otra parte y en caso tal de que haya suministro, es recomendable establecer comunicación la empresa distribuidora de la zona donde se encuentre el inmueble.

Esto es necesario para poder comprobar así, que no existe ningún tipo de enganche o fraude eléctrico asociado, ya que son actividades ilícitas que se suelen presentar con frecuencia.

Aunado a ello, todas las personas que alquilan una vivienda están en su pleno derecho de figurar como los titulares de los contratos de luz, agua y los demás servicios básicos.

Sin embargo, es habitual encontrar encontrar situaciones donde el titular del contrato es el propietario de la vivienda, mas no el arrendatario como tal.

En estos casos, la compañía puede solicitar el contrato de compra-venta del inmueble o bien de alquiler del mismo, en aras de agilizar el trámite de cambio de titularidad en Iberdrola.

¿Qué sucede si el titular es el propietario y no el inquilino?

Tal y como se mencionó previamente, es muy frecuente encontrar casos donde el titular del contrato es el propietario de la vivienda uy no el inquilino, quien es el que realmente disfruta de los servicios.

En estos casos no existe ningún problema, pero es importante tomar en cuenta algunas consideraciones, ya que el inquilino se ve limitado en la realización de ciertas gestiones.

Así, el inquilino de la vivienda no podrá llevar a cabo ningún trámite que guarde relación con el contrato, tales como solicitar cambios de potencia, de tarifa o de compañías.

Por ende, las gestiones que se encuentran relacionadas con el contrato solamente las podrá llevar a cabo la persona que figura como titular del contrato, es decir, el propietario de la vivienda.

Otro aspecto a tomar en cuenta es que si el inquilino deja de pagar las facturas de luz o de gas, la responsabilidad del pago va a recaer directamente sobre el titular del contrato.

De cualquier manera, es menester conocer que tanto las facturas, como las sanciones y demás, van a estar a nombre de quien figure como el titular del contrato.

Visto esto, en tales casos lo que se recomienda es gestionar el cambio de titularidad en Iberdrola, para que la responsabilidad sea de quien disfruta del suministro de los servicios en cuestión.

Cambio de titularidad por divorcio

En aquellos casos donde suceda un divorcio y ya dejen de estar juntas las dos personas que figuran en el contrato de servicios, es necesario efectuar un cambio de titularidad.

Ahora bien, en estas situaciones, lo más idóneo es que la persona que va a permanecer en la vivienda, sea quien quede como titular del contrato de suministro de lo servicios.

Para tales fines, la compañía puede solicitar la sentencia de divorcio, ya que en este documento es posible verificar el nombre de la persona que de ahora en adelante va a hacer uso de la vivienda o local en cuestión.

Por otra parte, si la casa no va a estar ocupada por un tiempo considerable, lo más idóneo es dar de baja el suministro de los servicios, lo cual es posible siguiendo algunos pasos muy sencillos.

Aspectos de interés

Al momento de solicitar el cambio de titularidad en Iberdrola, es apropiado tomar en cuenta algunos aspectos importantes, para poder así realizar el trámite de la mejor manera posible.

Es de suma importancia mencionar además, que en caso de que exista una deuda pendiente asociada al suministro, el nuevo  titular debe demostrar que la misma no le corresponde.

En este orden de ideas, el nuevo titular puede hacer entrega de la documentación pertinente donde se indique que no estaba ocupando la vivienda para ese momento, por lo que no existe vinculación alguna con la deuda.

Sin embargo, antes de realizar el cambio del titular, es necesario que el solicitante verifique que no existan deudas pendientes, o en dado caso se deben saldar para estar al día con e proceso de facturación.

Por ende, el personal de la empresa debe verificar la documentación respectiva y gestionar el trámite solamente en los casos que se cumpla con los requisitos estipulados.

Ahora bien, el cambio de titularidad consiste en traspasar la responsabilidad, tanto del suministro de luz o gas, como del pago de las facturas a otra persona.

Así, desde el momento en que se autoriza este trámite, ya el antiguo titular no se responsabiliza por las deudas, pagos ni demás procedimientos inherentes a la contratación.

¿Cómo dar de baja el servicio?

La persona que figure como titular del contrato de Iberdrola, es la única que puede llevar a cabo el trámite de dar de baja los servicios, bien sea de luz o de gas.

Para ello, los usuarios cuentan con distintas vías para contactar a los agentes de la compañía, bien sea a través del correo electrónico, la página web o el número de teléfono disponible.

Ahora bien, sea cual sea el canal de contacto seleccionado, para dar de baja el servicio satisfactoriamente, el cliente debe suministrar la siguiente información:

  • Nombre completo, DNI y número de teléfono de la persona que figura como titular del contrato.
  • Dirección exacta del punto de suministro del servicio.
  • Número del contrato o, en su defecto, de la cuenta bancaria donde se domicilian los pagos.
  • Número CUPS.

Una vez que de suministren todos estos datos, el usuario sólo debe esperar que se efectúe la cancelación del servicio, para considerarlo así como dado de baja.

Además, para el momento en que se notifica dicha cancelación, Iberdrola establecerá contacto con la distribuidora de la zona para que envíe un técnico a retirar el contador de luz.

¿Cuánto tarda dar de baja el servicio?

El tiempo que tarda realizar la cancelación del contrato con Iberdrola, va a variar de acuerdo al tipo de servicio que el usuario desea dar de baja.

En este orden de ideas, para dar de baja el servicio de luz, el tiempo suele oscilar entre las seis horas y los cinco dias posteriores al momento en que se realiza la solicitud.

De igual manera, si el contador es digital lo más probable es que tarde tan sólo un día, mientras que si es analógico será mayor el plazo.

Por otra parte, para dar de baja el servicio de gas, el plazo suele ser más amplio, puesto que este trámite suele demorar diez días aproximadamente.

Sin embargo, si el usuario posee un contador de tipo digital, la baja va a ser autorizada mucho más rápido, siempre que se entregue la información necesaria y no hayan deudas pendientes.

Ahora bien, una vez que la comercializadora tramite la solicitud de baja del suministro, la distribuidora va a contactar al titular para concretar una cita.

En dicha cita se va a realizar la eliminación del contador de luz o del gas, según sea el caso, con lo que se puede dar por cancelado el servicio definitivamente.

Si el técnico no puede acudir a la vivienda el día estipulado, se procederá a cortar el suministro pero se debe acordar una nueva cita.

Costo

Las personas que deseen dar de baja el suministro de energía eléctrica o de gas de Iberdrola, deben conocer que este es un proceso totalmente gratuito.

Sin embargo, el cliente debe tener en cuenta que si existe permanencia, deberá responsabilizarse por una sanción de índole económica, puesto que así son las políticas de la empresa.

Es importante mencionar además, que el cliente cuenta con su derecho de desistimiento, mediante el cual puede darse de baja de Iberdrola sin penalización ni necesidad de justificación.

Para acceder a este derecho, el usuario puede hacerlo durante los primeros catorce días naturales, contados a partir del momento en que se firma el contrato.

Para utilizar este método, el cliente deberá enviar un comunicado a la empresa, para lo cual puede emplear cualquiera de las vías que se señalan a continuación:

  • Teléfono gratuito de Iberdrola: 900 225 235.
  • Correo electrónico desistimiento@iberdrola.es.
  • Carta al apartado de correos Nro. 6190-28080 Madrid.

¿Cuándo es recomendable dar de baja el servicio?

Por lo general, el motivo principal por el que se suele dar de baja el suministro eléctrico o de gas con Iberdrola, es cuando una vivienda va a quedar deshabitada por un largo tiempo.

Aunado a ello, este caso aplica cuando el inmueble no tenga previsiones de venta ni de alquiler, por lo que no habrá ninguna persona que se beneficie del servicio y al mismo tiempo pague las facturas.

También existen otros supuestos en los que se recomienda dar de alta el suministro, bien sea por motivos económicos y de seguridad, tales como los que se indican a continuación:

  • Dar de baja el servicio por fallecimiento del titular del contrato, ante lo cual se puede también solicitar un cambio de titularidad ante Iberdrola, en caso de que otra persona se vaya a hacer responsable de los pagos correspondientes.
  • Dar de baja el suministro por compra-venta del inmueble, donde es recomendable realizar un cambio de titularidad del contrato de Iberdrola para traspasar así la responsabilidad al nuevo habitante de la vivienda.

Sea cual sea el motivo, lo más importante es que el titular se encuentre solvente con el pago de sus facturas, así como también que suministre los datos necesarios oportunamente.

Si este artículo te ha parecido interesante, te invitamos a compartirlo y a leer también los siguientes:

Consultas sobre la cuota fija de Iberdrola

Pasos para Consultar Una Planilla de Luz Eléctrica CNEL fácilmente

Consultas varias sobre los servicios de Curenergia

(Visited 172 times, 1 visits today)

Deja un comentario